jueves, 23 de junio de 2011

Secuencia final de LOS PÁJAROS (1963, Alfred Hitchcock)



Bravo de nuevo por Sir Alfred. No lo tenía fácil esta vez. ¿Cómo rematar una película como Los pájaros, un poema según el genio italiano Federico Fellini y, como tal, carente de explicación lógica? ¿Cómo concluir su film más surrealista? De la forma más lógica posible, dentro de lo aparentemente ilógico.

Mitch Brenner (Rod Taylor) abre la puerta de su casa en Bodega Bay. Observa cómo una infinidad de pájaros aguardan en la entrada, como al acecho para iniciar un nuevo ataque. Pero están distintos a las veces anteriores, están en calma. El sonido inquietante producido por estos animales, orquestado y creado por Bernard Herrmann, será la única música que oiremos en toda la secuencia y en toda la película. La única banda sonora de este film son los sonidos emitidos por los pájaros: aleteos, graznidos, etc., lo que consigue un efecto aterrador para el espectador.

Mitch se dirige al garaje y los pájaros parecen aguardar, pero dos de ellos le recuerdan con sendos picotazos que son los que dominan la situación, que no se confíe. Con sumo cuidado, Mitch logra entrar en su auto y Hitchcock utiliza el recurso de la radio para que tanto el protagonista como los espectadores sepan si los ataques de los pájaros han disminuido o no. El locutor dice que los ataques han cesado por el momento y que se ignoran las causas de tales ataques. Ni siquiera al final de la película Hitchcock quiere explicar al espectador qué carajo pasa en su película, porqué los pájaros actúan así. Quería con ello abrir las puertas al cine moderno.

Una vez sacado el auto del garaje, Mitch se dirige cautelosamente a la casa para ayudar a salir de ella a su pareja Melanie (Tippi Hedren), a su madre (Jessica Tandy) y a su hermana pequeña Kathy. Melanie está en estado de shock y llena de magulladuras y heridas debido a un ataque previo de los pájaros. Pero al verlos de nuevo frente a la casa reacciona y su rostro lleno de pánico lo dice todo. Entra en el auto con la madre de Mitch y cierran la puerta.


Dentro del auto se produce un acto fundamental que parece ser la única explicación racional del ataque de los pájaros en la película. Se produce una reconciliación entre Melanie y la posesiva madre de Mitch, la cual en ningún momento aprobó la relación entre su hijo y Melanie, al llevar ésta una vida alocada y propia de una joven rica de la alta sociedad de San Francisco. La confrontación entre ambas mujeres por Mitch es evidente en todo el film y Hitchcock las reconcilia en 6 planos, tras una tierna mirada que se produce entre ellas. El coche abandona Bodega Bay en un plano maestro donde podemos observar un mundo desolado plagado de pájaros que se extienden hasta el infinito. Estos animales se han adueñado de nuestro mundo. Del plano se desprende una sensación melancólica, apocalíptica, aterradora y, al mismo tiempo, esperanzadora. Los créditos de la Universal aparecen en la pantalla y termina la película.


Los pájaros es una película que ha dado pie a multitud de interpretaciones. Es un hito (que no mito) de la historia del cine y por ello ha hecho correr ríos de tinta. Si dejamos de lado por un momento a los pájaros, el film podría considerarse un melodrama. En el fondo es la historia de amor que se produce entre Mitch (Rod Taylor) y Melanie (Tippi Hedren). Mitch es un hombre a quien su familia, en concreto su hermana pequeña y su madre, adoran. De hecho la madre tiene una relación hacia él puramente posesiva y no tolerará fácilmente la llegada a la vida íntima de Mitch de una bella mujer como Melanie. En el fondo está celosa y teme perder a su hijo.

La explicación que más concuerda con los hechos que la película plantea es la psicoanalítica, con la que estoy de acuerdo plenamente, según la cual los pájaros actuarían desde un punto de vista metafórico cuando surge algún conflicto emocional de cualquiera de los personajes (femeninos) de la película. Por ejemplo, entre la madre de Mitch y Melanie, el caso más evidente, o entre Melanie y la maestra el pueblo, esta última enamorada también de Mitch. Las pugnas y luchas interiores entre las mujeres por Mitch estarían patentes en la metáfora de los pájaros. Los pájaros sólo aparecen y atacan cuando surge algún conflicto emocional. Así, el famoso ataque contra los níños de la escuela viene precedido por un encuentro entre Melanie y la maestra; o el que sufren Mitch, su hermana, su madre y Melanie en la casa se desencadena por el duelo Melanie - Madre de Mitch. Melanie está presente en la mayoría de ellos, y de hecho es cuando ella llega a Bodega Bay cuando comienzan los ataques de los pájaros. Gran metáfora.


Es por ello que tras la reconciliación de los personajes entre sí, y cuando la posesiva madre aprueba la relación de su hijo con Melanie, los pájaros están calmados. No hace falta un nuevo ataque porque Hitchcock ya ha culminado su historia pasional. Recomiendo ver la película con estos parámetros, si no los conocían, y descubrirán otros sentidos en Los pájaros. Descubrirán una lógica interna maravillosa donde antes parecía no haberla. No es la única interpretación en absoluto, pero sí parece la más coherente. El poema que decía Fellini cobra sentido y el maestro del suspense firma con él un film vanguardista que se convirtió en su última obra maestra.

EDUARDO M. MUÑOZ

3 comentarios:

Unknown dijo...

Gracias por la explicacion la acabo de ver y no entendí el final...

Unknown dijo...

Gracias por la explicacion la acabo de ver y no entendí el final...

Unknown dijo...

Gracias por la explicacion la acabo de ver y no entendí el final...