viernes, 5 de julio de 2013

Crítica de 'VOLVER A EMPEZAR' (1982) de José Luis Garci



Volver a empezar es la manida frase de las parejas que tuvieron un pasado y carecen de futuro; pero también es el título de una película que nadie cantó tan bien como Julio Iglesias cuando este caballero de la mano en el pecho pintado por el Greco hacía suya la música del genial Cole Porter.

En la Academia de Platón rezaba la inscripción de que el que no supiera geometría y matemáticas se abstuviera de entrar. Yo, gracias a José Luis Garci, he podido entrar en esa academia ideal que el tiempo nos ha legado en forma de discurso teórico. Aprendí la propiedad transitiva y casi la cumplo, con una pequeña salvedad, gracias a este director. A él le encantaba Fiorella Faltoyano y la llevó como alumna rezagada en Asignatura pendiente y como aplicada en Asignatura aprobada. El azar me llevó a ver esas películas y me hice de la Faltoyano porque mi gusto, como decía el bueno de Wilde, es muy sencillo: «Solo me gusta lo mejor». Desde ese momento me gustó Garci, a Garci le gusta Faltoyano, ya solo falta esa pequeña salvedad, que yo le guste a la bella Fiorella. Démosle tiempo. Y también aprendí nociones de geometría cuando vi cómo hallaba el área del círculo cuadrado en "Volver a empezar", al hacernos creer que el amor verdadero es, a veces, mucho más bello y justo en su no realización. 

La luz de la película la presta Asturias, donde incluso de noche es de día. Creo que si los hermanos Lumière la hubieran visitado, no habrían existido las películas en blanco y negro. Una luz que se mece al ritmo que le marca el continuo Canon de Pachelbel, y que predispone nuestros corazones para ser vencidos, incluso antes de comenzar la batalla. Como le pasó a Paris con Menelao.

Antonio Ferrandis siempre trae a mi infiel recuerdo al hombre que fue jueves, ese maestro de la paradoja llamado Chesterton. Nunca me ha gustado Chanquete, nunca me ha gustado Ferrandis y, sin embargo, si he de elegir una película española me quedo con Volver a empezar, y si es una serie con Verano azul. Supongo que todos seremos un poco teresianos y viviremos sin vivir en nosotros, igual que yo ahora afirmo que Ferrandis nunca me gustó y fue el que más me hizo disfrutar.

Garci nos muestra, a través de las vivencias de Antonio Miguel Albajara, la patria de la felicidad. Ese hábitat casi utópico que solo podemos visitar si nos abandonamos y no pensamos, únicamente sentimos. Un lugar en el que el empadronamiento suele durar poco tiempo y la entrada es exclusiva. Se puede acceder si antes has llamado a la puerta de sus únicos interlocutores válidos: el amor y el juego.

Posdata: La inscripción en la república de la felicidad dice así: «Abstenerse de entrar quien no sepa que…». Perdonen que guarde el secreto para mí, pero solo el no decir me hace interesante.

JOSE MANUEL CAMPILLO ORTEGA  

11 comentarios:

Asociación de Blogs de Cine dijo...

Sin duda, de lo mejor de José Luis Garci, todo un retablo de vida.

Manderly dijo...

Una grandísima película que parece no tener el reconocimiento que, sin duda, se merece.
Todos los actores están estupendos!! Tanto Agustín González como José Bódalo y sus protagonistas Ferrasdis y Paso, que transmiten emoción con sólo una mirada o un gesto.
Y Asturias, mi tierra... ¡qué 'guapina'!!
Saludos.

José Manuel Campillo dijo...

Cada fotograma es un canto a la sensibilidad.
"El abuelo" también es otra extraordinaria película.

Javier Simpson dijo...

No vi esta peli de Garci. La verdad es que este director no es muy de mi gusto. Me da que es un buen tío –por el programa, un gran programa, que hacía hace tiempo, Qué grande es el cine! –, pero sus películas me parecen rancias, algo así como que se quedaron estancadas en otra época (diferente, según lo veo yo, a los clásicos; éstos no pasan de moda y siempre tienen cierto encanto ideal), no sé por qué será, y siento decirlo siendo éste mi primer comentario en este blog (con muy buena pinta, todo hay que decirlo). De todas formas igual un día me animo porque las críticas en general de Volver a empezar no son nada malas, y si me convence igual voy cambiando acerca de lo que pienso sobre este director español.
Un saludo, José Manuel. La entrada es muy buena a pesar de la crítica hecha por mi parte hacia Garci. El blog parece estupendo. Me iré pasando para leeros. Hasta otra.

Javier Simpson dijo...

Ah, y se os sigue ;-D

Carlos dijo...

Lo mejor de Garci, todo un clásico

Alba Guillén dijo...

Una obra maestra de las que ya no se encuentran. Muy buena crítica.

Alba Guillén
http://chancetoflyy.blogspot.com.es/

José Manuel Campillo dijo...

Gracias. Muy amable.
Un saludo.

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Juan Roures dijo...

Muy buen comentario, bien redactado y con poesía. Te agrego para seguirte. Saludos!

Melodías por escrito dijo...

¡Hola! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora :)

Esperamos que a ti también te guste nuestro espacio!

Un fuerte abrazo de Xulimangui, Mcoth y Arielgrey ^^