miércoles, 6 de abril de 2016

Crítica de 'HITCHCOCK/ TRUFFAUT' (2015) de Kent Jones




‘El cine según Hitchcock’ es un libro que no necesita presentación a estas alturas, habla por sí solo. Aún así, pongámonos en situación. El proyecto nació cuando en 1962 el cineasta François Truffaut pidió a Alfred Hitchcock su implicación para una entrevista de 50 horas de duración en la que se hablaría de su obra de forma larga y tendida, cronológica y pormenorizadamente. En ella se haría hincapié en todo el proceso creativo de cada uno de sus films (desde la elección del proyecto en sí, los actores, la técnica, la producción...). El resto es historia. Un libro de cabecera para cualquier cinéfilo que se precie y una lección de cine magistral ejercida por dos autores entregados.


Ahora aterriza en forma de documental ‘Hitchcock/Truffaut’, donde el director Kent Jones pretende homenajear el famoso libro contando con la colaboración de cineastas de renombre como David Fincher, Martin Scorsese o Richard Linklater entre otros, los cuales muestran su admiración por el cine del maestro con nostalgia y pasión, reconociendo la deuda que tienen contraída con él, como si de un padre fallecido se tratara. De esta forma, en el documental se reflexiona sobre la dilatación del tiempo en la obra de Hitchcock, sobre la modernidad de sus planos y de la estructura narrativa en films como Vértigo (1958) o Psicosis (1960), o lo que entendía por suspense (que nada tiene que ver con el terror, dicho sea de paso).
Curiosamente, el famoso libro de entrevistas no deja de ser un mero recurso narrativo, un McGuffin en lenguaje hitchcockiano, que sirve para abordar los aspectos generales de la obra del maestro del suspense, a modo de  trampolín que da impulso y salida a los aspectos de su obra y a todo un material de archivo sobre la relación de Hitchcock con Truffaut que resulta conmovedor y en cierto modo, novedoso. Sobre todo las grabaciones sonoras inéditas donde las voces de Hitchcock y Truffaut resucitan los diálogos que tantas veces hemos leído en el libro, o ese homenaje que el American Film Institute hizo a Hitchcock al final de su carrera donde Truffaut dijo ante una gran ovación del público: "En vuestro país le llamáis Hitch. En Francia le llamamos Señor Hitchcock". 


El documental no aportará nada nuevo a los acérrimos del cineasta británico, lo que no quita para que estemos ante una auténtica delicia cinéfila llena de grandes momentos. Por ejemplo cuando Martin Scorsese habla de Vértigo (1958) y Psicosis (1960), dos obras narrativamente innovadoras y adelantadas a su tiempo que a día de hoy siguen dando de qué hablar, como la propia figura del maestro Hitchcock. Uno de los cineastas más influyentes de la historia del cine.

EDUARDO MUÑOZ